Seguramente en algún momento has pasado por esta situación, es decir has intentado entrar o salir de casa notando que tu llave no funciona en la cerradura. Incluso ha quedado atascada y en el peor de los casos, has acabado con la llave partida por la mitad dentro de la cerradura. Lo que termina convirtiéndose en un verdadero dolor de cabeza. Pues bien, llegaste al lugar correcto para aprender acerca de cómo puedes arreglar una cerradura atascada. 

Pero antes de empezar con los pasos, pasaremos a explicarte acerca del por qué, puede llegar a ocurrir esta situación.

¿Por qué suele atascarse una cerradura?

Aunque no lo creas, esto sucede con más frecuencia de lo que se piensa, cualquiera puede pasar por ello. Todo se debe a que algunas de las piezas de la cerradura se encuentran oxidadas, secas o fuera de su sitio. Por lo tanto, la ausencia de un mantenimiento impide que la llave pase suavemente y sin problemas.

Pasos para arreglar una cerradura atascada 

A continuación desde cerrajería en Pamplona queremos ofreceros algunos consejos eficaces sobre cerrajería, los cuales servirán para saber qué hacer cuando llegue el momento, lo mejor de todo es que estos pasos te salvarán de gastar una gran cantidad de dinero:

1. Método sencillo

Si la llave está atascada y no se mueve, lo que debes de hacer es buscar una horquilla o gancho. No tires la llave de un lado para el otro, esto solo hará que se doble o incluso se rompa. Una vez que tengas la horquilla, procede a introducirla por el lado opuesto de la cerradura donde se encuentra atascada la llave. Empuja con fuerza para que de esta manera la llave logre salir.

2. Actúa sobre el cilindro 

Si el método anterior no ha funcionado, lo mejor será ponerle aceite a la cerradura. Introdúcelo en el extremo opuesto del orificio donde se encuentra la llave atascada. De esta forma estará lubricado el mecanismo y volverá a funcionar, permitiendo que la llave gire y salga nuevamente.

3. Momento de cambiar la cerradura

Si nada de esto ha dado sus frutos, significa que el aviso que necesitas para instalar una nueva cerradura ha llegado a tu puerta. Para cambiarla primero deberás comprar un modelo igual que al interior, luego memoriza detenidamente cómo están distribuidas las piezas y tornillos. Para que al momento de cambiarla puedas hacerlo sin ninguna complicación. Finalmente ayúdate de un martillo junto con un destornillador o cincel, para que a través de un golpe en seco, logres que la cerradura dañada salga del orificio de la puerta.

4. Limpia las cerraduras de forma adecuada 

Lo más probable es que intentes que tus cerraduras luzcan un aspecto reluciente. Pero cuando las limpies debes tomar en cuenta cómo hacerlo de la manera correcta. Tu cerradura solo necesita agua y un paño suave para que estas queden brillantes, no hace falta que utilices jabón. Pero en caso de que quieras, debe ser uno suave, otros productos normalmente son abrasivos con el tiempo, en especial los de petróleo, lo que termina dañando poco a poco la cerradura.

5. Cuida de tus llaves

Para concluir, sabías que una llave con bordes dentados y desgastados puede llegar a dañar tu cerradura. Por tanto, protege tu llave utilizándola con cuidado, en caso de que tengas signos de desgaste lo ideal sería sustituirla. Siempre es bueno guardar una original sin uso para las copias.

No cabe duda,  estos consejos pueden ser una guía de gran ayuda al momento de arreglar una cerradura atascada. Como también lo que puedes hacer para mantenerlas en buen estado de mantenimiento. 

Call Now Button