Poseer un coche definitivamente es un privilegio muy funcional al momento de movilizarnos a distintos puntos de la ciudad en nuestro día a día. Sin embargo, esta frecuencia de uso requiere de ciertos cuidados de mantenimiento, y cambiar la pila del mando del coche es uno de ellos. Lo cual sorprende a muchos usuarios, pues nadie te dice que ese simple aparato eléctrico puede dejarte sin acceso a tu vehículo cuando menos te lo esperas.

Por este motivo, en Cerrajeros Pamplona te explicamos cómo cambiar la pila del mando del coche en unos sencillos pasos. Preparándote así para que no sientas desesperación la próxima vez que pierdas el funcionamiento de este pequeño artefacto:

1. Identifica el modelo de la batería 

Si te encuentras con un mando inhabilitado, tienes que averiguar cuál es el modelo de pila que utilizas en tu vehículo. Pues las llaves de cada marca de coche suelen usar baterías distintas, y las funciones del mando también varían según el modelo del vehículo.

Casi todas son una simple pila de botón, pero el tamaño de la misma es lo que tienes que saber con exactitud antes de reemplazarla. 

Cuando acudes a una cerrajería como la nuestra recibes una asesoría personalizada. Lo cual te evita equivocarte comprando varias opciones que no se ajustarán al interior de tu mando.

2. Abre el mando del coche

Si decides abrir el mando por tus propios medios para hacer el reemplazo sin ayuda, tendrás  que retirar su carcaza para poder ubicar la sección en donde se sitúa la pila. Quitar la llave podría ser necesario si el mando tiene una, ya que la misma cubre gran parte del interior del artefacto.

No puedes perder ninguna pieza, y es casi seguro que necesitarás la ayuda de un destornillador ultrafino. Después de separar las dos carcasas, es fundamental que inspecciones todo con demasiada delicadeza. 

Esto por el hecho de que podrías estropear el chip que comanda las funciones eléctricas, y desprogramarlo completamente sería una consecuencia de ese error.

3. Reemplaza con la pila recién comprada

Ubicar la pila en el interior del mando es el paso final, y al hacerlo tendrás que mantener la delicadez que aplicaste al abrirlo. Cuando ya esté puesta en lugar indicado, solo tendrás que juntar ambas carcasas nuevamente, dejando la llave en su posición inicial, para atornillar con suavidad y firmeza. 

Lo próximo que ocurrirá es que el mando retoma su funcionamiento normal y toda la operación habría sido un completo éxito.

Sin embargo, desconfigurar el mando siempre es una posibilidad latente al cambiar la pila, sobre todo para las manos inexpertas.

De modo que, si deseas que un profesional haga este reemplazo a bajo costo con garantías de seguridad, contacta con nosotros.

Call Now Button