En algún momento de nuestras vidas, ya sea personalmente o mediante un familiar, hemos tenido la terrible experiencia de no poder ingresar a nuestra vivienda. Esto debido a que presentamos uno de los problemas con la cerradura más habituales

Muchas veces por algún motivo es la llave la que no funciona o los dos artefactos ya no tienen sincronía. Por esta razón, es importante conocer cuáles son las principales averías en la cerradura y cómo solucionarlas sin mayor esfuerzo.

1. No se puede o cuesta mucho girar la llave

Este es uno de los principales problemas por los que suelen solicitar nuestro servicio profesional de cerrajería de Pamplona. Generalmente, cuando hay un mecanismo combinado de apertura, es decir se debe girar llave y pomo al mismo tiempo, el inconveniente surge debido a que con el uso, se desgasta la articulación y se afloja. Es por ello que para lograr la apertura se recomienda accionar en momentos distintos para buscar el punto de fricción correcto.

En el caso de las cerraduras sencillas, la dificultad puede presentarse por falta de lubricación. Por tanto, una de las soluciones consiste en lubricar el mecanismo con un spray a base de polvo de grafito.

2. La llave no entra

Cuando se trata de llaves nuevas, muchas veces estas conservan ciertas asperezas que obstaculizan su ingreso, ya que al momento de fabricarlas no fueron bien limadas. Una solución evidente es acudir a un establecimiento de copia de llaves para pedir una revisión y de ser necesario, se aplique un remate a las terminaciones. Si esta copia tampoco funciona entonces hay que probar con lo siguiente:

  • Descartar si hay algo que impida su ingreso. Si se observa algo, un alfiler puede dar solución para poder retirar lo que sea que impide el ingreso de la llave.
  • Si no existe nada visible y la temperatura está baja, el inconveniente puede deberse a que la cerradura está congelada. Para abrirla, el consejo está en calentar un poco para descongelarla.
  • Cuando todo lo demás no funciona, vale la pena probar con un lubricante de spray de polvo de grafito. Con esto se engrasa el conjunto y la apertura se facilita.

3. La llave gira pero no funciona

Cuando esto ocurre es porque probablemente los mecanismos que tienen ciertas funciones en el interior de la cerradura están perjudicados y ahora fallan. Es decir, la llave ingresa, pero al no encontrar resistencia no puede operar correctamente.

Si se trata de este problema, entonces pocas soluciones domésticas existen para resolverlo. Por ello la recomendación es llamar al servicio de cerrajeros de más confianza, debido a que será necesario un equipamiento profesional para repararlo o simplemente, sustituir todo el conjunto.

4. La llave se ha atascado

Contra este problema en la cerradura tampoco hay muchas alternativas, ya que al intentar sacar la llave puede haber una ruptura y se complicaría el escenario, pues parte de la llave se quedará dentro de la cerradura. Para evitar esto, existen dos opciones:

1. Tirar cuidadosamente

Sin hacer palanca para no doblar la llave, debemos tirar con mucho cuidado. Además, intentaremos sujetar el tirador lo que más se pueda para retirar la llave con fuerza hacia nuestro cuerpo. También se pueden agregar movimiento a los laterales para que salga con más facilidad. Sí sujetar se hace complicado, se pueden utilizar una tenazas lo cual facilitará o hará más sencillo tomar la llave para tirar. 

2. Llamar a un cerrajero

Como mencionamos al principio, contra este problema no hay muchas alternativas domésticas para solucionarlo. Ante la imposibilidad de extraer la llave de la cerradura, no compliques más la situación y contáctanos para que uno de nuestros profesionales te ayude. En Cerrajeros Pamplona además de contar con los mejores expertos, ofrecemos un servicio inmediato y equipado con las mejores herramientas.

Si deseas obtener más información sobre los problemas con la cerradura más habituales, no dudes en contactar con nosotros.

Call Now Button